Skip to main content

Las transacciones denegadas representan una pérdida significativa de ganancias potenciales para cada negocio digital. Cada año, pagos por un valor total de aproximadamente $145 mil millones de dólares se rechazan por razones diferentes, principalmente por sospechas de fraude. Sin embargo, varios estudios han demostrado que por cada 13 transacciones rechazadas, sólo una realmente ha sido fraudulenta.

En este artículo queremos resumir algunas prácticas que los comercios pueden implementar para trabajar sobre las transacciones rechazadas y reducir así el uso de la red y las denegaciones por sospechas de fraude, mientras recuperan sus ingresos de forma segura.

  1. Capturar el número CVV puede reducir las transacciones denegadas

El número CVV, también conocido como CVV2, es una medida de seguridad anti-fraude diseñada para ayudar a los comercios y los bancos emisores a verificar que el cliente está en posesión de su tarjeta bancaria. Este número de 3 dígitos se suele encontrar en la parte posterior de la tarjeta, aunque en algunos casos está posicionado en la parte anterior, como ocurre por ejemplo con las tarjetas de American Express.

Debido a que el número CVV no es un requisito obligatorio por parte de los bancos, algunos comercios prefieren no implementarlo en checkout, ya que pedir datos adicionales puede afectar negativamente a las conversiones. Sin embargo, numerosos estudios han demostrado que cuantos más datos envía el comercio al banco emisor sobre la transacción, el riesgo percibido es menor, aumentando las posibilidades de que la transacción sea aprobada.

Según las estadísticas, capturar los números CVV resulta en un incremento de 5-6% de los pagos aprobadas, reduciendo así, el número total de transacciones denegadas.

  1. Habilitar 3D Secure para transacciones internacionales

Si una tarjeta de crédito no es utilizada con frecuencia para pagos fuera de una región geográfica específica, y de repente se utiliza en otro país por primera vez, puede disparar alertas con indicación de fraude. Sin embargo, el caso más común es que el titular de la tarjeta esté de viaje por trabajo o vacaciones en otro país.

Habilitar 3D Secure tanto para transacciones nacionales como para transacciones internacionales no solo puede resultar en mejores tasas de aprobación por los emisores, también proporciona mayor protección en la prevención de chargebacks. Cuando 3D Secure está habilitado, la responsabilidad de fraude y chargebacks pasa desde el comercio al banco emisor.

Sin embargo, 3D Secure no siempre garantiza que no se producirán denegaciones o incluso chargebacks. Un mejor y mayor control inicial sobre la identidad del consumidor es la mejor recomendación para evitar fraude mediante retrocesiones, y una pasarela de pagos avanzada te proporciona exactamente eso.

  1. Contacta con el consumidor cuando las transacciones denegadas son ligeras

Las transacciones denegadas se categorizan en dos tipos: ligeras y graves. Las ligeras son aquellas transacciones que pueden realizarse con éxito con un segundo intento. Esto significa que el número de tarjeta es válido, pero el pago fue denegado por el banco emisor por razones como fondos insuficientes, expiración de tarjeta, pagos inusuales, o si se ha excedido el límite diario/semanal/mensual.

En estos casos, el problema puede resolverse con facilidad contactando con el consumidor para verificar sus datos. Si la dificultad de realizar el pago se debe a fondos insuficientes o la llegada a un límite temporal, puedes pedir otra tarjeta de pago a tu cliente. También puedes confirmar su ubicación por teléfono, o verificar pagos poco habituales para prevenir acciones fraudulentas.

En el caso de transacciones denegadas graves, como el robo o la invalidez de la tarjeta, o cuenta cerrada, no intentes capturar los ingresos perdidos. Esto significa que el problema probablemente no sea temporal, y no se podrá resolver con futuros reintentos.

En estos casos, una política de reintentos sucesivos será considerada por el procesador como abusiva. Al fin y al cabo, el comercio estará haciendo uso de la red sin ningún tipo de posibilidad de que las operaciones sean aprobadas (la tarjeta ha sido bloqueada por sospecha o fraude confirmado). Ningún reintento terminará en aprobación y unicamente generará penalizaciones por parte de la red por un ratio de denegaciones elevado.

  1. Utiliza pasarelas que te permiten construir tu propia lógica de pago

A pesar de que existen varias herramientas y prácticas que te ayudarán a trabajar sobre la disminución de las transacciones denegadas, es importante recordar que conseguir una tasa de aprobación alta es un proceso a largo plazo, y cada comercio debe trabajarlo de manera continua y estratégica.

Por lo tanto, identificar la razón de denegación detrás de cada transacción rechazada será clave para el desarrollo de una estrategia sostenible para tu comercio.

Por eso, es extremadamente importante procesar tus transacciones a través de una pasarela de pagos potente que te proporcione toda la información necesaria sobre la transacción. Poder identificar si la denegación ha sido por razones graves o leves te ayudará a observar y descubrir ciertas pautas que pueden ser evitadas a lo largo del tiempo.

Además, una pasarela de pagos certificada en PCI-DSS no solo te permitirá almacenar los datos de forma segura para identificar con facilidad la identidad del consumidor. También te permitirá construir tu propia lógica de pago para que tengas siempre el control sobre el estado de tus transacciones.