Skip to main content

El mercado de los pagos móviles ha experimentado un crecimiento impresionante en los últimos años. Según Statista, los pagos por móvil generaron ingresos de 780 mil millones de dólares en 2017, un número que se estima a sobrepasar el $1 trillón hasta 2019. Con fuertes impulsores del consumo móvil como la variedad del contenido digital y la adopción de la tecnología, no es una sorpresa que la gente cada vez más prefiere realizar sus compras a través de su dispositivo.

Sin embargo, a pesar de la popularidad creciente de los pagos por móvil, todavía existen varios mitos que atrasan su adopción.

5 mitos sobre los pagos móviles

  1. Comprar por el móvil no es seguro

Expectativas: Mucha gente cuestiona la seguridad de los pagos móviles porque cree que se revela demasiada información personal en comparación con las transacciones realizadas en efectivo. Encima de eso, las brechas de seguridad que a veces ocurren contribuyen adicionalmente a esta percepción negativa.

Realidad: Sin embargo, los avances en la ciberseguridad como la tokenización, la encriptación, 3-D Secure y otros métodos de protección son extremadamente eficientes a la hora de prevenir el riesgo de ciberataques. Adicionalmente, el estándar PCI-DSS, un conjunto de regulaciones estrictas de seguridad diseñadas por las compañías de tarjetas principales, es obligatorio para todas las entidades que procesan pagos online y por móvil. Utilizando los servicios de compañías m-commerce que cumplen con PCI, puedes asegurarte de que tu información personal estará sana y salva.

Bonus fact: Según MasterCard, el dinero en efectivo es menos seguro que los pagos digitales. En el caso de robo, cualquier persona puede utilizar tu dinero sin tener que proporcionar ninguna autenticación por ello.

  1. Las apps móviles son difíciles de implementar y utilizar

Expectativas: Muchas empresas tienen miedo a implementar wallets digitales dentro de su sistema porque los consideran demasiado complejos. Existe la confusión que ofrecer pagos por móvil requiere un setup complejo y un mantenimiento constante por parte del departamento de tecnología.

Realidad: Salvo que quieras desarrollar un wallet digital por tu cuenta desde cero, un caso poco común, implementarlo dentro de tu sistema no requiere nada más que una integración API con el proveedor elegido. Existen soluciones de pagos móviles que son intuitivas y personalizables, lo que facilita su integración y mantenimiento por los comerciantes. Y si eres consumidor, no necesitarás más que descargar la app del comerciante, y empezar a realizar tus pagos!

  1. Los pagos móviles no aumentarán tanto mis ventas

Expectativas: Si no estás familiarizado con la fuerte adopción de los pagos por móvil y los beneficios que vienen con su implementación, es fácil creer que no afectarán positivamente a tus ventas. Algunas empresas no consiguen ver la oportunidad de negocio en el m-commerce porque están demasiado enfocadas en la retención de su tráfico actual.

Realidad: Habilitar los pagos móviles te abrirá un nuevo segmento de clientes potenciales que aprecian la comodidad y el ahorro de tiempo a la hora de comprar con su dispositivo inteligente. En realidad, los pagos por móvil generaron $1.4 mil millones de ingresos durante el Black Friday y más de $2 mil millones durante el Cyber Monday.

Bonus fact: Según eMarketer, los usuarios pasan alrededor de 4 horas y 5 minutos al día en sus smartphones. Con 4.77 mil millones de usuarios de móviles por todo el mundo, dispones de una oportunidad increíble para hacer crecer tu negocio!

  1. Los wallets y apps móviles solo sirven para hacer pagos

Expectativas: Muchas empresas creen que la implementación de un wallet digital no vale el esfuerzo porque sus funcionalidades están limitadas a hacer pagos. Por otro lado, los usuarios no siempre confían en descargar la app del comerciante porque desconocen todas las utilidades que presenta.

Realidad: Sin embargo, los wallets y las apps móviles proporcionan varios beneficios tanto para las empresas que las implementan como para sus usuarios. Las compañías benefician de:

  • Incremento de notoriedad de marca porque algunos proveedores de soluciones móviles permiten la personalización del wallet con los colores y logo corporativos;
  • Incremento en la tasa de conversión gracias a la comodidad y el ahorro de tiempo que experimentan los usuarios;
  • Decrecimiento de la tasa de abandono de los carritos de compra;
  • Fácil implementación de programas de lealtad;
  • Analíticas que ayudan a entender el comportamiento del consumidor móvil.

Los beneficios de los pagos móviles no terminan aquí. Esto es lo que reciben los usuarios como valor añadido:

  • Vínculo de los diferentes métodos de pago en un lugar;
  • Premios adicionales a través de los programas de lealtad;
  • Comodidad, eficiencia, y ahorro de tiempo;
  • La historia de los pagos que han realizado;
  • Un entorno seguro donde la información sensible del titular de tarjeta está protegida.

Por supuesto, las funcionalidades pueden variar entre los diferentes proveedores de soluciones móviles, pero estos son los beneficios generales que se suelen ofrecer en el mercado.

  1. Habilitar los pagos por móvil es caro

Expectativas: Un mito común en cuanto a las soluciones de pago por móvil es que son demasiado caras. Como pasa con muchos productos y servicios tecnológicos, es fácil desconfiar en su precio porque son la última innovación en el mercado.

Realidad: Las soluciones de pago por móvil no tienen por qué ser caras. En realidad, existen compañías que ofrecen precios realmente competitivos en relación con el valor que proporcionan, resultando en un buen retorno de la inversión.

El crecimiento rápido de los pagos móviles proporciona un valor increíble tanto para las empresas como para los consumidores que deciden adoptarlos. Ya que hemos desacreditado los mitos comunes de los pagos por móvil, puedes seguir tranquilamente adelante para explorar las oportunidades de negocio que el m-commerce proporciona.