Skip to main content

Con el auge de una nueva era altamente tecnológica, los pagos tradicionales están evolucionando a la velocidad de la luz en soluciones digitales de última generación. Gracias a esta evolución, la forma en la que los consumidores realizamos pagos ha sufrido varios cambios innovadores en los últimos años. Como resultado, no es una sorpresa que todavía muchos comercios no se aprovechen de los beneficios que las soluciones digitales ofrecen para optimizar los procesos de pago y mejorar la experiencia del consumidor.

La pre-autorización de pagos puede ser realmente beneficiosa para tu negocio, especialmente si vendes productos de alto riesgo o bienes con largos tiempos de entrega. Sin embargo, ya que es un concepto relativamente nuevo en el ámbito de los pagos digitales, no todos los comercios están familiarizados con los beneficios que se pueden obtener implementándolo.

Antes de entrar en detalle en cuanto a los casos de uso y los beneficios de los pagos pre-autorizados para comercios, cabe introducir brevemente el concepto.

¿Qué es la pre-autorización de pagos?

La pre-autorización de pagos es un cargo en una tarjeta de crédito o débito, de naturaleza muy similar a otro tipos de cargos, con la diferencia de que en vez de que el comercio cargue dinero de la tarjeta inmediatamente, los fondos se retienen durante un plazo de tiempo. La duración de esta retención depende de un parámetro de cuatro dígitos llamado Merchant Classification Code o MCC, que se utiliza para clasificar los negocios por tipo de bienes y servicios que proporcionan.

Esto significa que algunos comercios estarán cualificados para una retención más larga que otros, pero como regla general los fondos deben cobrarse en menos de 7 días, si no la retención expira y el comercio tendrá que contactar con el consumidor para realizar de nuevo el proceso de pago.

Una vez que la cantidad de dinero se ha retenido en la cuenta bancaria del consumidor, este dinero está bloqueado y no podrá utilizarse en otras compras. Sin embargo, si el comercio no realiza el cobro dentro de un periodo de tiempo razonable, el dinero será devuelto al titular de la tarjeta bancaria.

¿Cuáles son los casos de uso más comunes?

eCommerce – las retenciones del tipo pre-autorización son una práctica muy habitual en muchos tipos de eCommerce, especialmente si se está gestionando un inventario o si los plazos de entrega de los productos se demoran en el tiempo. Resulta muy útil para evitar la insatisfacción del consumidor como resultado a problemas asociados a la entrega del producto, como demoras, productos equivocados o dañados. La transacción se completa únicamente si los productos han sido entregados con éxito.

Alquiler de coches – este proceso de pago es común en empresas de alquiler de coches, donde la retención de pre-autorización se comporta como un depósito de seguridad para cubrir no solo los costes estimados del alquiler, sino otros costes adicionales que pueden surgir durante el uso del vehículo. Esta retención asegura que el consumidor tendrá fondos disponibles para cubrir cualquier daño en el caso de que el coche no sea devuelto en buen estado. Una vez que el vehículo haya sido devuelto, los fondos que han sido retenidos se liberan y devuelven al titular de la tarjeta.

Hoteles – las pre-autorizaciones de pagos son altamente frecuentes en escenarios de hostelería para garantizar fondos disponibles si han incurrido cargos adicionales durante la estancia. La retención de fondos puede realizarse en cualquier momento durante el etapa de reserva o el check-in. Similar a las empresas de alquiler de coches, la cantidad de dinero retenido es diferente dependiendo del hotel y el país. En el caso de que no se haya incurrido en cargos adicionales durante la estancia en el hotel, los fondos se liberan y devuelven al consumidor.

Gasolineras – muchas gasolineras utilizan la retención de pre-autorización porque no pueden estimar por adelantado la cantidad de gasolina asociado al repostaje del vehículo. Si la empresa ha retenido $60 pero la transacción real ha sido de $30, los fondos adicionales serán liberados. Este método está empezando a ganar fuerza en las nuevas gasolineras desatendidas, que no disponen de personal para proporcionar el servicio a sus clientes.

Restaurantes – algunos restaurantes utilizan el método de pagos pre-autorizados para asegurar que el consumidor tiene fondos suficientes en su tarjeta bancaria. La cantidad es normalmente la suma total del pedido más 20%. Este método es popular en restaurantes de alta gama, especialmente en los casos donde hay riesgo de pérdida de ingresos si el cliente hace una reserva y después no aparece.

¿Cuáles son los beneficios de los pagos pre-autorizados?

  • Prevención de las devoluciones de cargo – si los fondos no han sido capturados, el titular de la tarjeta bancaria no puede pedir una devolución de cargo. Las pre-autorizaciones son muy eficaces para procesar transacciones con suficiente tiempo para tomar medidas anti-fraude que aseguren que la tarjeta no ha sido robada.
  • Reducción de costes – los pagos preautorizados permiten al comercio asegurarse que tiene suficiente inventario para satisfacer la demanda, y que no habrá cargos por tasa de descuento si los pedidos no pueden entregarse. Con este método, el comercio puede comunicar a los clientes que está fuera de inventario sin tener que emitir un reembolso.
  • Satisfacción del consumidor – como consumidor, realizar pedidos y no recibirlos por falta de inventario puede ser una experiencia muy frustrante. Tener una política que comunica a los clientes que habrá una retención de autorización hasta que el inventario esté confirmado puede resultar en una mejora en su experiencia.
  • Garantía de fondos – las retenciones de autorización en servicios como alquiler de coches o habitaciones asegura que el titular de la tarjeta bancaria tiene fondos suficientes para cubrir los cargos adicionales que puedan incurrir. En este caso, la pre-autorización sirve como un depósito de seguridad.

Pre-autorización de pagos con MYMOID

En MYMOID, estamos orgullosos de anunciar el lanzamiento de nuestra nueva generación de pagos preautorizados, especialmente diseñados para aumentar la eficiencia y  mejorar la experiencia del consumidor. Como una empresa que valora la innovación, la calidad y la usabilidad, proporcionar una experiencia excepcional a nuestros clientes es la fuerza motriz de todo lo que hacemos. Por eso, nuestra solución de pagos preautorizados está cuidadosamente diseñada y desarrollada para negocios que quieren obtener una experiencia de pagos optimizada.

¿Cómo funciona nuestro servicio de pre-autorización?

Si estás cobrando a tu cliente inmediatamente después del pedido, existe un mayor riesgo de chargebacks o fondos insuficientes. Sin embargo, nuestro servicio de pagos preautorizados proporciona el siguiente control sobre el proceso:

Paso 1: Al finalizar la compra, el usuario recibe un enlace de pago o una orden de la pasarela de pago del comercio, en este caso MYMOID. Una vez que el cliente haya completado el formulario con los detalles de su tarjeta, la pasarela se conecta con la red de pagos, comunicando al emisor de la tarjeta que debe retener una cantidad de dinero.

Este proceso proporciona un mayor control al comercio sobre sus operaciones. Una vez que haya recibido el pedido, dispone de un máximo de 7 días para asegurarse que tiene el producto en su inventario. Esta retención de dinero también le da el tiempo para asegurarse que la tarjeta no es fraudulenta, y que tiene suficiente fondos.

En algunos casos, el comercio puede cobrar hasta 15% más de la suma que se ha retenido. Esta práctica es muy popular para las compañías de alquiler de vehículos, en situaciones dónde el coche se ha devuelto con daños, y la empresa quiere asegurarse que el cliente dispondrá de fondos suficientes para cubrirlos.

Paso 2: Una vez que el dinero se haya retenido, el comercio tiene normalmente entre 72 horas y 7 días para decidir si quiere capturar los fondos o liberarlos. Este procedimiento le da el tiempo para hacer el control de validez,  y asegurarse de que todo esté en orden.

Paso 3:  En el caso de que la operación haya sido validada con éxito, el banco adquirente da una respuesta positiva para la transacción, y el comercio recibe su dinero. En caso contrario, la suma se libera al cliente.

Con la pasarela de pagos MYMOID, puedes procesar tus pagos de forma pre-autorizada, recibiendo mayor control sobre las operaciones con tus clientes.