Microcréditos

Cómo las soluciones FinTech están revolucionando el sector de microcréditos

By octubre 25, 2017 No Comments
La revolución de FinTech en el sector de microcréditos

El uso de la tecnología en los servicios financieros está dando una nueva vida al sector de microcréditos.

Un nicho de mercado

El sector de microcréditos nació como respuesta a la necesidad de proporcionar servicios financieros a individuos de bajos ingresos o con recursos limitados. Esto les permite solicitar pequeños préstamos bajo prácticas éticas y legales hasta que dispongan de los recursos para devolver el dinero, y este modelo ha sido altamente exitoso en los últimos años.

Sin embargo, a pesar de la popularidad que los microcréditos han tenido con los prestatarios, los bancos y las grandes instituciones financieras intentan evitar su involucración en este sector. Esto se debe al alto riesgo y la baja profitabilidad asociada con el pequeño tamaño de las operaciones y el tiempo que se necesita para regularlas. Como resultado, las empresas identificaron un nicho de mercado, y empezaron a proporcionar servicios financieros innovadores, basados en tecnología, revolucionando el sector de microcréditos.

Microcréditos tradicionales

Los préstamos de bancos tradicionales normalmente se solicitan bajo una regulación muy exigente porque involucran al dinero de otros clientes, y porque los préstamos individuales y para negocios pequeños se consideran más arriesgados que sus equivalentes. Por otro lado, muchas veces los bancos no encuentran sentido financiero en proporcionar microcréditos, porque están asociados con los mismos costes que un préstamo grande, y la inversión de tiempo y recursos no recompensa las ganancias.

Nueva generación de microcréditos individuales

Las necesidades emergentes del mercado dieron lugar a una nueva generación de empresas financieras digitales especializadas en micropréstamos para individuos. En España, un consumidor normalmente puede solicitar su primer préstamo por cualquier suma entre 50 EUR y 300 EUR, y esta cantidad puede subir a 1000 EUR una vez que la compañía haya comprobado la capacidad del usuario para devolver el dinero. La cantidad máxima de un microcrédito puede variar entre países y empresas, pero rara vez supera a los 2000 EUR.

Al contrario que el sector de microfinanzas tradicional, la nueva generación digital de microcréditos individuales proporciona un servicio mucho más rápido y cómodo. Sin tener que disponer de ningún colateral, los individuos pueden solicitar su crédito únicamente cumpliento con unos requisitos legales básicos, como verificar su identidad y ser titular de una tarjeta de pago en el país correspondiente. Rellenando un formulario simple que evalúa la capacidad de los consumidores para devolver el dinero, los prestatarios pueden tener su microcrédito aprobado en cuestión de minutos, desde la comodidad de su propia casa.

Adicionalmente, muchas empresas proporcionan una gestión fácil de los créditos online, con la posibilidad de ampliar la fecha de devolución o la cantidad solicitada. Utilizando cantidades masivas de datos, se realiza una evaluación de los riesgos que determina la probabilidad que un prestatario tiene para devolver el dinero, y se agiliza el proceso de prestación con el objetivo de proporcionar un servicio mejor y más rápido.

El papel de FinTech en el sector microfinanciero

A pesar de que los consumidores solo ven el resultado final del proceso, en este caso el formulario de pago y las órdenes de pago, la tecnología involucrada en el proceso es muy compleja. Porque las soluciones de pago digitales tienen sus propios algoritmos que deben ser protegidos por estándares estrictos de seguridad, muchas plataformas de microcréditos eligen a empresas FinTech especializadas para proporcionar el software necesario. Este software realiza la entrega de los microcréditos solicitados de forma mucho más rápida y fácil, y proporciona una capa adicional de seguridad a la hora de gestionar datos de tarjetas bancarias.

Las FinTech, más específicamente las que están dedicadas al desarrollo de servicios de pago digitales, están jugando un papel clave en el sector de microcréditos. Estas empresas son una parte vital de la transformación de los servicios bancarios tradicionales, proporcionando maneras innovadoras para gestionar transacciones, almacenar y tokenizar datos de tarjetas de crédito y débito. Adicionalmente, la cantidad de información que se recolecta proporciona una mejor comprensión del comportamiento del consumidor, y permite la mejora en el servicio general.

A continuación, una de las mayores preocupaciones cuando se trata de gestionar y almacenar datos de tarjetas de crédito y débito es la seguridad, y las empresas FinTech están completamente conscientes de eso. A pesar de que todavía 80% de las organizaciones no están en cumplimiento con los estándares oficiales de seguridad PCI-DSS, algunas FinTech siguen estrictamente las mejores prácticas de protección de los datos del consumidor. Estas prácticas mejoran el ecosistema de microfinanzas y crean un entorno seguro donde la gente pueda solicitar microcréditos completamente online.

Soluciones FinTech para empresas de microcréditos

Con la popularidad creciente de los microcréditos individuales, la importancia de implementar soluciones de pago eficientes y óptimamente funcionales es cada vez más grande. Con su amplia experiencia en el sector microcréditos, MYMOID proporciona una plataforma de pagos especializada que se adapta a las características únicas del sector, una experiencia de alta calidad para los clientes, y en cumplimiento con los estándares de seguridad PCI-DSS.

Leave a Reply